lunes, 5 de mayo de 2008



Eres como una cerveza:
Fría, amarga y barata



Un internáuta lo escuchó mientras un chico terminaba con su novia.
Esperemos que no haya sido él/ella mismo/a que, por temor a linchamientos virtuales de su ex, no quiso revelar su identidad.
De igual modo, está muy ingeniosa la frase.
Hay que ser creativos al momento de decirle adiós a un noviazgo, pero hay que alejar los objetos que puedan causar severos daños al ser lanzados.
Gracias, amigo Anónimo.

2 comentarios:

Karina Gómez dijo...

Nadia estoy pegada con tu blog, me encanta!!!
Hay una frase de una canción de Jorge Drexler que dice: "No es la luz lo que importa en verdad, son los doce segundos de oscuridad..."
Se refiere al faro que guía a los botes de noche, no con la luz, sino con los intervalos de oscuridad, que son los que le permiten al marinero ubicar la posición de la costa.
Si lo llevas a la vida, algunas vecs los momentos más oscuros son los que más aprendizaje nos traen. La felicidad es como el relleno entre un dolor y otro jajajaja... que no se diga que estoy despechada!!

Nadia Goncalves dijo...

Pues sí, Karina, publiqué tu post. Con tu frase incluída.

Te quiero.