domingo, 2 de octubre de 2011

Olvido

No puedo luchar contra el tiempo y la distancia.
Conforme transcurre la noche
me convierto en un ser etéreo,
en una entelequia,
en un humo blanco,
en un espectro,
en un recuerdo,
en un olvido.
Albergaré las habitaciones oscuras del pensamiento,
y me olvidaré, inclusive, de mi propia existencia

0 comentarios: