lunes, 19 de noviembre de 2012

No hay huída

Y luego de tantos años huyéndole, el tic tac del reloj se para justo enfrente, me acorrala y me susurra:
"Nadia, no importa cuánto huyas...
                                       Yo siempre te alcanzaré"

domingo, 14 de octubre de 2012

Pequeñas confesiones

Husmeaba mi Google Reader y vi el post "Pequeñas Confesiones" de mi genial amiga Agnes (como en su blog, prefiero mantener su identidad en incógnito) y luego de leerlo sólo podía decirme: "Una pequeña confesión de mi parte sería aceptar que no entiendo de poesía".

Y ¿por qué no? ¿Por qué no dedicar estas líneas a esas confesiones que todos tenemos? Decidí entonces hacer una lista, pequeña, como la confesión:
  • No entiendo ni me gusta la poesía. Mi cabeza se infla y siento que exploto, cada vez que no la entiendo. 
  • A veces me engaño, y prefiero censurar mis emociones. 
  • Me gusta bañarme de noche. Y por fin acepté que, al igual del resto de la humanidad, me pasa lo que una amiga me comentaba: "Todos sudamos mientras dormimos". 
  • Con el tiempo mi espíritu rebelde se ha aplacado: Ya no le quito las pasas a los ponqués y a los panes de jamón. 
  • Pienso que la gente vieja y la gente joven se divide entre la gente que le gusta la lechosa (papaya) y quienes no. Con el tiempo, mientras creces, te va gustando más y más. Yo todavía soy joven, pero la puedo comer. Así que me declaro adulta contemporánea. 
  • Cuando niña mi película favorita era La Sirenita de Disney. Y puede ser que haya forjado mi feminismo. 
  • Tengo un lunar en mi cuello, una especie de mapamundi. Al principio lo odiaba porque me sentía como vaca. Ya no.
  • Odio tomarme fotos, pero a escondidas paso un buen rato observándome... detalle a detalle, como si fuera otra persona. 
  • El vino cura las penas. Aunque luego duela la cabeza.
  • Tengo un defecto en mis pulgares y no puedo hacer thumbs up (pulgares arriba) y al colocar mi huella dactilar debo hacerlo en el borde de una mesa, en el centro no puedo.  
  • Siempre he querido hacerme un tatuaje... nunca he sabido qué ponerme.
  • Un día decidí superar mi miedo a las agujas y a la sangre y colocarme un pircing en la nariz. 
  • Soy obsesiva con mis oídos, y me la paso limpiándolos con hisopos. A veces, me sangran de tanto limpiarlos. 
  • Soy una feliz usuaria del transporte público (aunque confieso que un día mordí a un camionetero y otra vez le eché Paralyzer. En ambos casos alego defensa personal) . 
  • Me encanta escuchar las conversaciones ajenas y crear historias en mi mente con ellas.
  • No he visto nunca la nieve, ansío poder ver nevar.
  • Me gusta conversar con extraños en la calle y que la gente pregunte cosas y me cuente sus anécdotas. 
  • Raro, pero los fines de semana me deprimo un mundo.
  • A veces sufro y me dan ataques de ansiedad por no saber qué hacer con mi vida... pero sigo adelante... Como la canción No Hay de Nana Cadavieco: "A pesar de todo, sonrío".  
Y cuéntame. Dime una pequeña confesión. Te invito :)

martes, 9 de octubre de 2012

Agradecimiento

Uno agradece siempre el transcurrir del tiempo

miércoles, 29 de agosto de 2012

La diferencia lo hace una letra

Hay gente que no son inocuos,
 sino más bien inicuos

jueves, 16 de agosto de 2012

Conversaciones de universos paralelos


—¡No entiendo! ¿Por qué tomas una actitud tan a la defensiva cuando las últimas tres conversaciones que hemos tenido yo te he insultado y he empleado la violencia verbal para intimidarte? ¡Exijo un cambio de actitud!

—Sí, su majestad. Perdone semejante insolencia de mi parte.

Conversaciones extrañas, en un universo paralelo muy lejano 

sábado, 23 de junio de 2012

Mugre

Que la piel no se curte de la mugre que tanto me impregné
Llamada suicida, como hojilla para el masoquista
Siempre es mayor lo malo que lo bueno
Por años esperé
Regresa cuando no funciona
Desde hace tiempo no soy plan B
Sigue pudriéndote en tu miseria
Cambio de refracción

lunes, 11 de junio de 2012

Siempre es mejor cuando estamos juntos

Love is the answer,
At least for most
Of the questions in my heart.
Why are we here and where do we go?
And how come it's so hard?
It's not always easy
And sometimes life can be deceiving.
I'll tell you one thing,
It's always better when we're together. 
--
El amor es la respuesta,
Al menos a la mayoría de las preguntas de mi corazón,
¿Por qué estamos aquí? 
¿Hacia dónde vamos? 
y ¿cómo es tan difícil?
No siempre es fácil 
y a veces la vida puede ser engañosa
Te diré una cosa
Siempre es mejor cuando estamos juntos

miércoles, 2 de mayo de 2012

Póngase a pensar


Deténgase un momento a pensar
Si usted habla mal de mí
Dentera seguro le da
Envidia certera y letal
En verdad, ¡reflexione!
Póngase a analizar
Mire que de esas emociones,
nada bueno ha de generar

sábado, 17 de marzo de 2012

Y como Cuba, ella quiere ser libre

Ella bebía su ron con coca cola, y odiaba que dijeran que su trago era un cubalibre. Sin limones Cuba no es libre. Y aprisionada, como su cóctel, se sentía frente al idiota con el que charlaba. Un científico que explicaba con parsimonia unas sandeces sobre la velocidad del relámpago y la potencia del trueno.

A ella no le importan las teorías, hipótesis y supuestos que los intelectuales usan para querer controlar al mundo. Su acción favorita es errar, equivocarse, intentarlo una y otra vez, darse golpes contra los imposibles, ir más allá de las fórmulas, las comprobaciones y los experimentos.

Le importaba muy poco que media humanidad pensara que estaba loca de remate. ¡Total!, de este mundo efímero nada queda cuando la carne se pudre y siempre es bueno ser leal a uno mismo antes de que esto ocurra. Precisamente esa es la clave, y aunque suene a cliché de programa humorístico de los noventa*, lo importante es “hacer el bien, sin mirar a quién”.

La chica distraída hace un esfuerzo por volver en sí y mantener la conversación. ¡Nefasto acompañante! ¡Tan diferentes! “Esto no va pal baile”, se dice. Medita y rememora nuestros orígenes, cuando el hombre pintaba figuras rupestres en cuevas. Muchos hablarán del progreso hoy día, con inventos y avances tecnológicos. Es cierto, ya los hombres no cazan mujeres ni comen a sus propios hijos, pero ahora jugamos a ser dioses sin un ápice de sensibilidad. Y como paradoja de la historia, la joven cenaba frente a la viva representación de lo que aborrecía, ese hombre que representa ese "progreso" que no logra terminar de entender. Creadores de bombas nucleares, armas biológicas y maquinarias de guerra.

Maldice en silencio al yerno de su hermana que la metió en semejante desastre amoroso. Pide otro ron con coca cola y se dice a sí misma que nunca jamás aceptará otra cita a ciegas. Ruega porque aparezca su media naranja, o mejor dicho, su “medio limón” que la libere, y así ella y Cuba serán libres.

*Referencia al programa Bienvenidos, comedia televisiva venezolana.

Nota de la autora: Este relato se hizo bajo el experimento del grupode Facebook Ejercicios de estilo (un no-taller literario) ‎el ejercicio Logo-Rallye, un juego literario que consiste en escribir una historia a través de unas palabras dadas en el mismo orden: trueno, errar, remate, clave, esfuerzo, rupestre, yerno.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Para el maestro del origami, Yoshizawa

Me alegra que el doodle de hoy (14 de marzo de 2012) sea en honor al aniversario del nacimiento del precursor de la papiroflexia Akira Yoshizawa.

Yo le tengo un cariño inmenso al origami (arte de hacer figuras con papel), y todo comenzó en una vacación escolar de mi pre adolescencia. En tiempos en dónde la cultura japonesa no era una moda, ni mucho menos habían prosperado los restaurantes de sushi como si fueran las hamburguesas orientales de la comida rápida en Venezuela.

Con apenas 12 años —o creo menos. Mi memoria y percepción del tiempo se llevan muy mal— tenía en mis manos un libro que me había regalado mi tío abuelo, el tío Trino. “Ori..¡¿qué!?”, me decía. Un manual inmenso con miles de figuras a realizar con papel. Monos, cisnes, sapos, búhos y pare usted de contar... El experimento fue un fracaso, sólo logré hacer un casquito y su forma no era lo suficientemente alentadora para seguir adelante con el proyecto de papel.

Agradezco a mi tío abuelo, por ser un hombre tan culto y conocer el arte que pregonó en vida este japonés maestro habilidoso con sus manos, y por ilustrarme en mi corta edad con destrezas orientales y occidentales que van desde aprender a jugar ajedrez, olvidarme de los rompecabezas tradicionales para innovar con el Tangram y practicar Sudoku antes de que se masificara en todas las secciones de misceláneos de los diarios.

Doy gracias también a Akira Yoshizawa porque, a pesar de mi torpeza manual, llenó momentos de ocio y ayudó a que cultivara mi perseverancia.

Yo solo pido que en su honor los colegiales hagan más aviones y menos taquitos con saliva; que los niños, sin importar sus niveles económicos, jueguen con barcos de papel en tobos, charcos o cualquier pozo con agua y que millones camisitas hechas con billetes aparezcan en las carteras de todos nosotros.

Gracias, Yoshizawa, por ir más allá de la liviandad y fragilidad del papel y regalar obras de arte de papiro.

lunes, 30 de enero de 2012

A veces...

A veces quiero cantar.
Cantar a todo gañote...
y que los vecinos griten desde sus ventanas
y me manden a callar por tanto alboroto
...
Sólo a veces

martes, 17 de enero de 2012

Que sea lo que sea

Ya estoy en la mitad de esta carretera
tantas encrucijadas quedan detrás.
Ya está en el aire girando mi moneda
y que sea lo que sea.

Todos los altibajos de la marea,
todos los sarampiones que ya pasé.
Yo llevo tu sonrisa como bandera
y que sea lo que sea.

Lo que tenga que ser, que sea.
Y lo que no, por algo será.
No creo en la eternidad de las peleas,
ni en las recetas de la felicidad.

Cuando pasen recibo mis primaveras,
y la suerte esté echada a descansar,
yo miraré tu foto en mi billetera,
y que sea lo que sea.

Y el que quiera creer que crea,
y el que no, su razón tendrá.
Yo suelto mi canción en la ventolera,
y que la escuche quien la quiera escuchar.

Ya está en el aire girando mi moneda
y que sea lo que sea.
Sea
Jorge Drexler